CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

9 de marzo de 2009

deaDrosE

Machacada, hundida...

¿Hipócrita conmigo misma por seguir caminando forzando la sonrisa y evitando que mi cabeza piense? ¿Por tener ganas de gritar, de sangrar, de llorar... y hacerlo a escondidas, para al mundo mostrarle la máscara de la sonrisa?

No creo que sea bueno para el músculo que eches de menos a alguien y ese alguien a otra persona. No quiero vivir eso.

4 comentarios:

Piruleta dijo...

Parece increíble como uno siempre se empeña de sentir loquesea por la persona menos indicada, siempre.
Bueno, con lo bonito que es idealizar a la gente, para qué estropearlo conociéndoles a fondo.

Pepet dijo...

no se si recordaras mis pensamientos respecto a ese tema, ya una vez dije que el primer paso para estar bien es acer que los demas crean que lo estamos

exar de menos a alguien que de todos modos no nos va a aportar nada es contrapruducente en cualquier caso, este exando de menos a otra persona o a nadie...

un beso y animo

Starbuck dijo...

ains..

ESENCIA dijo...

huye si no quieres perder el tiempo. Y tiempo que pierdes...ya sabes. No vuelve.